febrero 29, 2024

Canadá está posponiendo un plan para brindar a las personas que padecen enfermedades mentales la opción de una muerte asistida médicamente, dijeron el lunes dos ministros del gobierno.

El anuncio de Mark Holland, ministro de Salud, y Arif Virani, ministro de Justicia, se produjo después de que un comité parlamentario especial que examinó el plan concluyera que no hay suficientes médicos, particularmente psiquiatras, en el país para evaluar a los pacientes con enfermedades mentales que desean poner fin a sus vidas y ayudarlos a hacerlo.

«El sistema tiene que estar listo y tenemos que hacerlo bien», dijo Holland a los periodistas. «De las conversaciones que hemos tenido se desprende claramente que el sistema no está listo y necesitamos más tiempo».

Ninguno de los ministros ofreció ningún calendario para la última prórroga. Después de un retraso anterior, estaba previsto que la ampliación entrara en vigor el 17 de marzo.

Canadá ya ofrece muerte asistida médicamente a personas con enfermedades crónicas y terminales, pero los planes de extender el programa a personas con enfermedades mentales han dividido a los canadienses.

Algunos críticos dicen que el plan es consecuencia de la incapacidad del sistema de salud pública de Canadá para ofrecer atención psiquiátrica adecuada, que carece crónicamente de fondos suficientes y enfrenta una demanda que excede su oferta.

Muchos psiquiatras dicen que el plan socavaría los esfuerzos para prevenir el suicidio y han expresado temor de que los pacientes con problemas complejos abandonen tratamientos que pueden tardar años en lograr resultados en favor de la muerte médicamente asistida.

Los partidarios dicen que negar a las personas con enfermedades mentales la oportunidad de poner fin a su sufrimiento mediante la muerte es una forma de discriminación.

Canadá introdujo la muerte médicamente asistida después de que su Corte Suprema dictaminara en 2015 que exigir a las personas que soportaran un sufrimiento intolerable violaba los derechos fundamentales a la libertad y la seguridad.

La ley se amplió en 2021 después de que el Tribunal Superior de Quebec anulara por motivos constitucionales la ley original del gobierno sobre muerte asistida porque sólo se aplicaba a personas cuya muerte era «razonablemente previsible».

La ley de 2021 amplió la elegibilidad a las personas que experimentan condiciones “graves e irremediables”. Sus disposiciones separadas para personas con enfermedades mentales, añadidas a la ley por el Senado no electo de Canadá, se retrasaron originalmente dos años.

Miembros del opositor Partido Conservador han acusado al gobierno liberal del primer ministro Justin Trudeau de promover una «cultura de la muerte». Algunos políticos de izquierda también se opusieron a la ampliación de las enfermedades mentales y dijeron que querían centrarse en una mayor ampliación de la atención psiquiátrica.

Michael Cooper, miembro conservador del Parlamento que formaba parte del comité especial, dijo que el gobierno debería hacer que el aplazamiento sea indefinido.

«No veo ningún indicio de que las cuestiones fundamentales que están en el centro -o deberían estar en el centro- de detener esta expansión se vayan a resolver», dijo.

Dying with Dignity Canada, un grupo que aboga por el derecho a una muerte asistida médicamente, dijo en un comunicado que estaba «descorazonado» por el último retraso.

Los ministros de Salud y Justicia dijeron que la nueva fecha de implementación se incluirá en la legislación que pronto se introducirá y que extenderá formalmente el retraso.

Según un informe del departamento de salud federal, alrededor de 13.200 canadienses sufrieron una muerte asistida el año pasado, un aumento del 31 por ciento con respecto a 2021. Alrededor del 3,5 por ciento de estos pacientes no tenían enfermedades terminales, pero tenían otras afecciones médicas calificadas.

Tanto Canadá como Estados Unidos tienen una línea directa de crisis y suicidio de tres dígitos: 988. Si tiene pensamientos suicidas, llame o envíe un mensaje de texto al 988 y visite 988.ca (Canadá) o 988lifeline.org (Estados Unidos) para obtener una lista de recursos adicionales. Este servicio ofrece apoyo bilingüe en caso de crisis en todos los países, las 24 horas del día, los siete días de la semana.