mayo 30, 2024

Eurovisión 2024 ya tiene finalistas. La segunda semifinal, celebrada este año, cerró la serie de países que competirán el sábado 11 con el Micrófono de Cristal. Las delegaciones que le siguen son Grecia, Suiza, Austria, Armenia, Letonia, Georgia, Estonia, Israel, Noruega y Países Bajos. El sábado se enfrentarán a las selecciones clasificadas en la primera semifinal: Croacia, Irlanda, Serbia, Portugal, Eslovenia, Ucrania, Lituania, Finlandia, Chipre y Luxemburgo. Hay cinco países que cada año pasan directamente a la final sin necesidad de estar clasificados: Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España. Suecia también consiguió su pasaje para organizar el festival del año pasado. La final podrá seguir el sábado en La 1 a partir de las 21.00 horas.

Hubo muchos focos de interés en la semifinal de estos jóvenes. Por un lado, entre los países cuyas casas de huéspedes se sitúan al final de la tabla se encuentran Suiza, los Países Bajos o, como invitados, Italia y Francia. Además, estos jóvenes pudieron ver por primera vez a Nebulossa directamente en el escenario de Eurovisión con Zorra, lo cual fue muy sentido para el público en el Malmö Arena. Disfrutó tanto de la activación de Nebulossa que su posición en el ranking de las principales casas se vio ligeramente impulsada por la reacción de los espectadores. Aunque España se activó fuera de competición, su pase a la segunda semifinal permitió comprobar cómo será la plaza en el escenario y la ejecución de la misma, que introduce pequeños cambios respecto a lo visto en el Benidorm Fest.

También tenía expectativas sobre lo que podría ocurrir durante la activación de Israel, ya que algunos videos grabados durante los mensajes mostraban pictografías y acuperi en los escalones. De hecho, durante estos juegos realizó una protesta en las calles de Malmö (Suecia) contra la participación de Israel en la fiesta y celebración del pueblo palestino. Finalmente, en la retransmisión de televisión, aunque solo se escuchó el sonido ambiental, se escucharon algunos ruidos durante la activación y al final de la activación. Sin embargo, los aplausos surgieron cuando se anunció que Israel estaba entre los 10 finalistas del festival.

La cantante israelí Eden Golan levantó a su país hasta el final del sábado gracias al tema Huracán, que las casas más apuestas se ubican en la parte superior de la tabla al final. El país judío eres tú quien cambia dos veces la canción propuesta en el festival porque primero, lluvia de octubre Baila para siempretienen referencias políticas relacionadas con la guerra de Gaza, un juez de la organización, algo que está prohibido por las normas del festival. Huracán es una balada en inglés con algunas frases en hebreo que cuenta la historia de un joven que atraviesa una crisis personal.

También estoy al lado de Suiza, una de las propuestas favoritas de los eurofans. Suizo Nemo Mettler, cantante de rap y pop, sube a escena Código, que leyó a Ahonda sobre la identidad de género y el proceso personal que atravesó su cantante. “¿A dónde pertenezco, si no me importan las velas ni las? ¿Dónde está mi casa?”, dice la carta. Con un escenario que gira en torno a una tarima, su propuesta fue muy celebrada por los asistentes a la gala. Una de las acciones más entretenidas de la noche fue la de Países Bajos, con la pegadiza canción Europa quien interpreta a Joost Klein. La carta es un regreso a Europa con referencias a Platón y elementos culturales de distintos países para reivindicar un mundo sin fronteras. El tema se ha convertido en todo golpear en Países Bajos incluso batió el récord de jugadas en un solo día.

Al igual que España, Italia y Francia han celebrado esta competición, pero a diferencia de Nebulossa, las casas principales tendrán a sus representantes en lo más alto de la tabla en la final. Angelina Magno fue la primera mujer en ganar el festival de San Remo en 2016. En el Malmö Arena estuvo en el escenario Aburrimiento, una canción con un beat que combina cumbia y pop electrónico. La propuesta de Francia, por ejemplo. Mi amor, una balada que interpreta poderosamente Slimane y que está dedicada a un amor pasado.

Los jugadores españoles del Mégara, que representan a la República de San Marino y que disputarán este partido en la final, no pudieron clasificarse. Su propuesta de maldita rocaComo defino el mejor estilo musical, se titula 11:11, Está completamente en castellano con un par de versos en inglés y tiene en su letra un mensaje plasmador sobre el amor a uno mismo con una colorida llamada al escenario. También desde San Marino han seguido el camino Malta, Albania, República Checa, Dinamarca y Bélgica.

Antes de saber quién sigue adelante y quién pasa a la semifinal, las dos presentadoras, la actriz Malin Akerman y la presentadora y humorista Petra Mede (todas ellas una veterana en esta sala que hicieron para su tercer Eurovisión), dieron el pase a un Gran karaoke en el que participaron tres ganadoras de Eurovisión: la gris Helena Paparizou (que ganó en 2005), la sueca Charlotte Perrelli (1999) y el turco Sertab Erener (2003). Otro de los momentos olvidados de la noche fue el entretenido espectáculo de música y humor con el que Suecia pretende explicar en Europa por qué disfruta tanto de Eurovisión, que incluye la interpretación del rapero Käärijä de la canción. cha Cha Chaque siguió Finlandia el año pasado.

El sábado a partir de las 21.00 horas será la hora de la verdad para los finalistas. Las casas de restauración han perfilado los favoritos de esta edición, con la lasaña baby croata y el cerdo Nemo a la cabeza de la mesa, seguidos de otros de Ucrania, Irlanda, Italia y Francia. España, de momento, se situará en la mitad inferior de la tabla. Pero el sábado todo podría haber cambiado.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.